PINGDOM_CANARY_STRING
featured blog image

Los pros y los contras de la metodología de cascada

Tiempo de lectura: aproximadamente 8 min

Publicado por: Lucid Content Team

Si investigaste las metodologías para la gestión de proyectos, es probable que la metodología de cascada haya sido una de ellas. En las listas de metodologías muy usadas y confiables para la gestión de proyectos, la cascada ocupa un lugar entre las metodologías ágil, Scrum, Six Sigma y Kanban. El Dr. Winston Royce definió la metodología por primera vez en 1970 en un trabajo sobre las ineficiencias en los grandes proyectos de desarrollo de software, pero no hay nadie a quien se le atribuya individualmente haber creado la metodología.

Casi medio siglo después de identificarla, la metodología de cascada (también conocida como "waterfall") sigue siendo importante en el mundo moderno de los negocios... aunque no se la debe usar indiscriminadamente. Sigue leyendo para conocer las ventajas y las desventajas del modelo de cascada y ver cómo Lucidchart puede ayudarte a ti y a tu equipo para que la apliquen en su próximo proyecto.

Diagrama de flujo en cascada
Diagrama de cascada (haz clic en la imagen para modificar esta plantilla)

Ventajas del modelo de cascada

La cascada se basa en que los equipos sigan una secuencia de pasos y nunca avancen hasta que se haya completado la fase anterior. Esta estructura es apta para proyectos más pequeños con entregables que son fáciles de definir desde el inicio.

Ben Aston de The Digital Project Manager explica: "El método de cascada suele verse con cierto desprecio como un enfoque de gestión de proyectos tradicional, ineficiente y fuera de moda. No obstante, puede ser una metodología útil y predecible si los requisitos son fijos, están bien documentados y son claros, si la tecnología se entiende y es madura, si el proyecto es corto, y si no se obtiene ningún valor adicional de "ser ágil". Una metodología de cascada puede efectivamente ofrecer un resultado final más predecible en términos de presupuesto, línea del tiempo y alcance".

Esta es una mirada profunda de lo que la metodología de cascada mejor hace.

1. Usa una estructura clara

En comparación con otras metodologías, la cascada se concentra mayormente en una serie de pasos claros y definidos. Su estructura es simple; cada proyecto atraviesa estos pasos:

  • Recopilación de los requisitos y la documentación
  • Diseño del sistema
  • Implementación
  • Pruebas
  • Entrega/implementación
  • Mantenimiento

Los equipos deben realizar un paso completo antes de avanzar con el siguiente; si hay obstáculos para concretarlo, salen a la luz de inmediato. Es menos probable que los proyectos a medio terminar se dejen de lado, lo que genera para los equipos un proyecto más completo y más ordenado en definitiva.

Además de ser claro, el avance en la cascada es intuitivo. A diferencia de las metodologías de Six Sigma o Scrum, la cascada no exige certificaciones ni capacitación específica para los gerentes de proyecto o los empleados. Si delineas el proceso gráficamente al principio con Lucidchart y explicas la metodología, los integrantes del equipo podrán incorporarse en el sistema de cascada sin que una curva de aprendizaje pronunciada retrase su avance.

2. Determina el objetivo final rápidamente

Uno de los pasos definitorios del método de cascada es comprometerse con un producto final, un objetivo o un entregable desde el principio, y los equipos deberían evitar desviarse de ese compromiso. Para los pequeños proyectos con metas claras, este paso hace que tu equipo conozca el objetivo general desde el comienzo y tenga menos posibilidades de perderse en los detalles a medida que avanza el proyecto.

A diferencia de la metodología de Scrum que divide los proyectos en sprints separados, la cascada conserva el foco en el objetivo final en todo momento. Si tu equipo tiene una meta concreta con una fecha de finalización clara, la metodología de cascada eliminará el riesgo de empantanarse mientras trabajan para alcanzar ese objetivo.

3. Transmite bien la información

El enfoque de la cascada es sumamente metódico, así que no debería resultar una sorpresa que la metodología enfatice una transferencia clara de información en cada paso. Cuando se aplica en el entorno del software, cada paso nuevo implica un nuevo grupo de personas y, aunque esto podría no ser así en tu compañía, deberías apuntar a documentar la información a lo largo de todo el ciclo de vida del proyecto. Ya sea que estés traspasando los proyectos en cada paso o tengas cambios inesperados de personal, la cascada prioriza la información accesible para que las nuevas incorporaciones del equipo puedan ponerse al día rápidamente, si es necesario.

 

Puedes maximizar los beneficios de esta característica del método de cascada manteniéndote organizado con el proceso correcto. Usa Lucidchart (¡puedes registrarte gratis!) para documentar los procesos de modo que cada integrante del equipo conozca qué se ha hecho hasta el momento en un proyecto cuando le llegue.

Las desventajas del modelo de cascada

La cascada es una metodología respetada, pero últimamente ha encontrado ciertas críticas como modelo obsoleto. Las limitaciones de la metodología podrían resultar más evidentes según la envergadura, el tipo y los objetivos del proyecto que guía. En lugar de adaptar tu organización a las pautas de la cascada más adelante, considera estas limitaciones para evaluar si la cascada se adapta a las necesidades de tu equipo.

1. Dificulta los cambios

La metodología de la cascada se basa completamente en seguir una serie de pasos que hacen que los equipos siempre avancen. Esta metodología, en su forma tradicional, no deja prácticamente ningún lugar para cambios o revisiones imprevistos. Si tu equipo ha seguido fielmente los pasos de la cascada casi hasta la finalización del proyecto, pero encuentra un obstáculo no planificado que requiere un cambio de alcance o de objetivos, cambiar no será fácil. Habrás dedicado una importante cantidad de trabajo a un proyecto con supuestos muy específicos y rígidos. Un cambio súbito en los parámetros del proyecto podría hacer que mucho del trabajo ya efectuado hasta ese momento resulte inútil, lo que puede derrumbar toda la línea del tiempo.

Si los proyectos de tu equipo son impredecibles o implican cambios frecuentes, considera adaptar la cascada para permitir más espacio para la reflexión y la revisión sobre la marcha, en lugar de hacerlo únicamente al final, y así evitar el derroche de tiempo y energía. Si decides optar por esta vía, personaliza una plantilla de Lucidchart según la versión de la cascada de tu equipo para que todos conozcan cómo usar el proceso ajustado.

2. Excluye al cliente o al usuario final

Como proceso interno, la metodología de cascada se concentra muy poco en el usuario o el cliente final de un proyecto. Su principal objeto siempre ha sido ayudar a que los equipos internos avancen más eficientemente por las distintas fases del proyecto, lo que puede funcionar bien en el mundo del software. No obstante, si trabajas en una industria distinta del software, los clientes suelen querer participar durante un proyecto, aportando sus opiniones y aclarando lo que quieren a medida que el proyecto avanza.

Si tus proyectos tienen metas claras e invariables desde el principio y no tienes la responsabilidad de informar a los usuarios o clientes finales durante el proceso de desarrollo, la metodología de cascada probablemente funcionará bien para tu equipo. En los demás casos, considera una metodología ágil para anticipar mejor los cambios y mantener informados a los interesados durante toda la vida del proyecto. Si les das participación a los interesados, bajas el riesgo de pedidos tardíos de cambios que afecten las fechas de entrega de tu proyecto.

3. Retrasa las pruebas hasta después de la finalización

Dejar la fase de pruebas para la última mitad de un proyecto es riesgoso, pero la metodología de cascada insiste en que los equipos esperen hasta el paso cuatro de seis para probar sus productos. Fuera de la industria del software, la fase de pruebas podría significar mostrarle un nuevo diseño de un sitio web a un cliente, hacer una prueba A/B del contenido o tomar una serie de pasos para obtener datos empíricos sobre la viabilidad del proyecto. En este punto, es probable que el proyecto haya demandado una cantidad importante de tiempo, por lo que las grandes revisiones podrían causar grandes demoras.

La metodología ágil se creó en respuesta directa a este principio de la cascada. Los críticos del método de cascada consideraron que había demasiadas posibilidades de que los problemas pasen inadvertidos hasta que el proyecto estuviera próximo a ser completado, lo que hacía que los cambios grandes y costosos fueran la única solución. Si consideras que las pruebas frecuentes serían más útiles para tu equipo, implementa las pruebas al final de cada etapa del proyecto para que no avances hasta saber que todo está bien. También puedes considerar otra metodología de gestión de proyectos que promueva la reflexión y la revisión a lo largo de todo el proceso.

Análisis de las ventajas y las desventajas del modelo de cascada

Ventajas y desventajas
Ventajas y desventajas del diagrama de cascada (haz clic en la imagen para modificar esta plantilla)

La metodología de cascada ha tenido críticos y fanáticos desde su creación, pero sigue estando vigente hoy en día incluso cuando otras metodologías han evolucionado para salvar muchas de sus deficiencias. Si tu equipo es pequeño y tus proyectos son uniformes y predecibles, la metodología de cascada podría ser el marco ideal para mantener a tu equipo organizado y bajo control.

De lo contrario, no temas personalizar una metodología para la gestión de proyectos a tu medida. Con Lucidchart, tienes la libertad de crear una estructura que se adapte mejor a tu equipo y a sus necesidades únicas.

Controla tu proceso en cascada o cualquier otra metodología que elijas.

¡Regístrate hoy mismo en Lucidchart!

Empieza a crear diagramas con Lucidchart hoy mismo, ¡pruébalo gratis!

Regístrate gratis

Popular ahora

what does HR do

¿De qué se ocupa Recursos Humanos? 11 responsabilidades clave

Acerca de Lucidchart

Lucidchart es la aplicación de diagramación inteligente que permite a los equipos aclarar la complejidad, alinear sus conocimientos y construir el futuro... más rápido. Con esta solución intuitiva basada en la nube, todos pueden trabajar gráficamente y colaborar en tiempo real mientras crean diagramas de flujo, prototipos, diagramas UML y mucho más.

Lucidchart, la alternativa en línea para Visio más popular, es utilizado en más de 180 países por millones de usuarios, desde gerentes de ventas que mapean las organizaciones objetivo hasta directores de TI que visualizan su infraestructura de red.

Publicaciones relacionadas:

Which process improvement methodology should you use?

process improvement methodologies

Metodología ágil vs. cascada vs. Kanban vs. Scrum: ¿cuál es la diferencia?

metodología ágil vs. cascada vs. kanban vs. scrum
Español
PrivacidadLegal
© 2021 Lucid Software Inc.