Cómo llevar a cabo una reunión de lluvia de ideas

7 consejos para una técnica de lluvia de ideas exitosa

Tiempo de lectura: aproximadamente 8 min

¿Alguna vez participaste en una lluvia de ideas en la que se propusieron montones de ideas en un lapso de 60 minutos, pero ninguna de ellas llevó a nada? Sin duda, es un resultado frustrante. Al final de la reunión, todos se felicitan y retoman sus tareas sin haber obtenido soluciones reales. 

Así es como suelen desarrollarse las sesiones de lluvia de ideas. Aunque no tiene por qué ser así. 

Las lluvias de ideas son uno de los métodos más utilizados para generar ideas y crear un entorno de colaboración. Sin embargo, sin la dirección, la concentración y la preparación adecuadas, una reunión destinada a esta actividad puede descontrolarse fácilmente. A continuación, abordamos cómo llevar a cabo una reunión de lluvia de ideas eficaz.

Fomenta la colaboración y registra las mejores ideas de tu equipo con nuestra plantilla de lluvia de ideas gratuita.

Pruébalo ahora

¿A qué llamamos lluvia de ideas?

El concepto clásico de “técnica de lluvia de ideas” fue desarrollado en 1939 por el ejecutivo de publicidad Alex Osborn. En su búsqueda de una forma de mejorar la calidad y la cantidad de ideas para las campañas publicitarias de su equipo, Osborn comenzó a organizar sesiones de colaboración grupales. Descubrió que, cuando los miembros de su equipo se reunían, eran mucho más eficientes a la hora de aportar ideas originales y creativas. 

Hoy en día, las lluvias de ideas son populares en todos los sectores. 

Beneficios de las lluvias de ideas

Son una excelente forma de establecer un sentido de unión entre los miembros de un equipo y desarrollar ideas en un entorno imparcial. 

En las reuniones de lluvia de ideas, además de simplemente aportar ideas nuevas y únicas, las personas se reúnen en un entorno en el que todas pueden contribuir en el proceso creativo. Este aspecto de las lluvias de ideas suele resultar más valioso que las propias ideas que se comparten en la reunión. 

Cuando una sesión de lluvia de ideas se realiza de forma adecuada, los miembros del equipo se sienten más cómodos y están más dispuestos a interactuar con sus pares, lo que puede generar una valiosa colaboración y comunicación en el futuro. 

Por supuesto, la obtención de nuevas ideas y la búsqueda de soluciones laborales creativas en conjunto es la principal ventaja de las lluvias de ideas. Existen diferentes técnicas de lluvia de ideas. Sin embargo, cuando las reuniones se realizan correctamente, se pueden obtener ideas mejores y más variadas que las que cualquier persona podría desarrollar de forma individual en el mismo tiempo.

Siete consejos para llevar a cabo una lluvia de ideas exitosa

A pesar de su popularidad, las reuniones tradicionales de lluvia de ideas tienen sus desventajas y desafíos. Cuando tales sesiones se realizan de forma inadecuada, se asemejan a cualquier otra reunión de trabajo ordinaria: son una pérdida de tiempo y energía. 

En una sesión tradicional de lluvia de ideas, las personas hablan una a la vez, lo que puede conducir a un bloqueo, es decir, puede provocar que los demás participantes se concentren en entender el pensamiento del orador y olviden o desestimen sus propias ideas. 

Además, las lluvias de idea pueden causar un fenómeno conocido como “pensamiento de grupo”. A medida que las personas comienzan a aportar sus ideas, quienes las rodean empiezan a adoptar su mismo pensamiento, lo que, en última instancia, restringe la diversidad de soluciones que se debaten. 

Las sesiones de brainstorming también pueden resultar más injustamente favorables para las personas extrovertidas, que tienden a sentirse más cómodas cuando se trata de hablar en contextos grupales y se alimentan de la energía que caracteriza estas situaciones. Como resultado, se pierde la valiosa opinión que las personas introvertidas pueden aportar, ya que es posible que tengan más dificultades para expresarse o pensar de forma creativa de inmediato. 

Por fortuna, estas desventajas pueden evitarse. Aplica estos consejos para que tus reuniones de lluvia de ideas sean ordenadas y exitosas.  

1. Haz que la reunión sea breve

Si las reuniones son más breves, el grupo se mantiene concentrado. Cuando el tiempo para aportar ideas es limitado, las personas tienden a enfocarse en la tarea. Intenta que la sesión dure entre 15 y 30 minutos. Para una reunión más breve, el grupo deberá prepararse con anticipación, y necesitarás establecer una agenda clara (abordaremos este tema más adelante). 

Consejo pro: presta atención al momento en el que programas la sesión. Las personas tienden a estar más inactivas y mentalmente cansadas a última hora de la tarde —y seguro están pendientes del reloj para poder volver a casa—. Este no es un gran momento para innovar. 

2. Convoca a pocos participantes

Así como puede haber demasiados cocineros en una cocina, también puede haber demasiadas personas en una sesión de lluvia de ideas. Forma grupos pequeños, idealmente de no más de 10 personas. De esa manera, todos los participantes tendrán la oportunidad de ser escuchados y podrán establecerse conversaciones más constructivas. 

Debes elegir sabiamente a los miembros de tu equipo. Forma un equipo diverso de personas para que puedas descubrir nuevas ideas y enfoques con respecto a un problema. 

No convoques a personas que no estén al tanto del problema. El objetivo es fomentar el diálogo y la aceptación del proceso. Si el tema por debatir no es pertinente para una persona o si no está al tanto de este, tendrá más dificultades para hacer contribuciones significativas durante el debate. 

3. Define claramente cuál es el problema a resolver

Las mejores ideas surgen cuando el grupo comprende exactamente el problema que intentan resolver. Para dejar claro cuál es el problema, puedes hacer una pregunta disparadora, como “¿De qué formas podemos aumentar las ventas en el siguiente trimestre?”.

Después, establece límites para las soluciones. En otras palabras, indica cuáles son las restricciones o los requisitos para las soluciones. Por ejemplo, la solución puede tener que ajustarse a determinado presupuesto. Cuantas más restricciones se establezcan para la solución, más específicas serán las ideas.  

Proporciona al grupo esta información antes de la sesión (al menos, 1 o 2 días antes). Además, brinda cualquier otra información contextual que los miembros del grupo necesiten para comprender aún más el problema y los objetivos de la sesión.

4. Establece una agenda clara

Las sesiones en las que no existe una agenda tienden a desviarse rápidamente de su eje. Para lograr que el grupo se concentre, establece una agenda y respétala. Envía la agenda a cada persona con anticipación para que todos sepan qué esperar y puedan prepararse. 

5. Sugiere a los miembros del grupo que se preparen individualmente

Para evitar el pensamiento de grupo y garantizar que cada persona tenga las mismas posibilidades de contribuir, invita a los miembros del grupo a prepararse de forma individual para la reunión de lluvia de ideas. 

Según las investigaciones, las personas tienden a aportar mejores ideas cuando primero las piensan por sí mismas. Después, cuando el grupo se reúne con sus ideas preparadas, los miembros pueden colaborar de forma más eficiente con el fin de identificar y desarrollar las mejores soluciones.

6. Designa un facilitador para la reunión

Para que la reunión de lluvia de ideas se realice de forma adecuada, es fundamental contar con un buen facilitador. El trabajo de un facilitador es guiar el debate y mantener al grupo ordenado. Para ello, puede hacer lo siguiente: 

  • Recuperar el eje de la conversación si se desvía del tema.
  • Aclarar y hacer que se sigan las reglas de la lluvia de ideas.
  • Garantizar que cada persona tenga la posibilidad de contribuir.
  • Explicar cuáles son los siguientes pasos al final de la reunión.

Mediante su labor, el facilitador se asegura de que el grupo se mantenga enfocado y que el tiempo se utilice de forma adecuada. 

7. Considera alternativas para la reunión

Las reuniones tradicionales de lluvia de ideas se realizan en persona con una pizarra o notas adhesivas. 

Sin embargo, existen muchas formas diferentes de llevar a cabo una sesión de lluvia de ideas eficaz. 

Por ejemplo, los equipos remotos o distribuidos pueden utilizar soluciones basadas en la nube, como el software de lluvia de ideas de Lucidchart, para mapear ideas, hacer comentarios y visualizar el plan de acción. Entre otras alternativas, se incluyen los correos electrónicos, los chats en línea o las entregas anónimas al líder del grupo. Emplea las herramientas y los métodos que funcionen de la mejor manera en función de la cultura, las preferencias y los estilos de trabajo de tu equipo. 

Al fin y al cabo, la forma en la que se materializa la lluvia de ideas no es tan importante como satisfacer las necesidades y los objetivos del grupo.

Si estás listo para comenzar, crea una cuenta gratuita de Lucidchart o elige una plantilla a continuación para empezar tu siguiente gran lluvia de ideas. 

ejemplo de tablero para lluvia de ideas
Ejemplo de tablero de lluvia de ideas (haz clic en la imagen para hacer modificaciones en línea)
Mapa mental con notas adhesivas
Mapa mental de notas adhesivas (haz clic en la imagen para hacer modificaciones en línea)

Empieza a crear diagramas con Lucidchart hoy mismo, ¡pruébalo gratis!

Regístrate gratis

Popular ahora

The 4 Phases of the Project Management Life CycleLas cuatro fases del ciclo de vida de la gestión de proyectos

Acerca de Lucidchart

Lucidchart es la aplicación de diagramación inteligente que permite a los equipos aclarar la complejidad, alinear sus conocimientos y construir el futuro... más rápido. Con esta solución intuitiva basada en la nube, todos pueden trabajar gráficamente y colaborar en tiempo real mientras crean diagramas de flujo, prototipos, diagramas UML y mucho más.

Lucidchart, la alternativa en línea para Visio más popular, es utilizado en más de 180 países por millones de usuarios, desde gerentes de ventas que mapean las organizaciones objetivo hasta directores de TI que visualizan su infraestructura de red.

Publicaciones relacionadas:

Cómo hacer una lluvia de ideas: Formas de activar la creatividad

Cómo hacer una lluvia de ideas

12 juegos para fomentar la conexión de equipos virtuales

juegos virtuales para fomentar el espíritu de equipo

Empezar ahora

  • Precios
  • Individual
  • Equipo
  • Corporativo
  • Comunícate con Ventas
PrivacidadLegalCookies

© 2022 Lucid Software Inc.